Cabecera blog general - Facultativos

Slider

Estudio COMPARE: Un fármaco común para el tratamiento de la presión arterial reduce la dilatación aórtica en el síndrome de Marfan

Un medicamento común que se utiliza para tratar la presión arterial elevada en la población general ha demostrado utilidad para reducir significativamente un problema cardiaco peligroso, y con frecuencia mortal, en pacientes con síndrome de Marfan.

Los resultados de un estudio recientemente publicado revelan que los pacientes tratados con losartán (Cozaar®) tuvieron una tasa significativamente menor de dilatación de la aorta a los tres años del tratamiento, en comparación con los pacientes que no recibieron el tratamiento.

«Nuestro estudio es el primer gran estudio aleatorizado y prospectivo para evaluar los efectos del Losartán sobre la dilatación aórtica en adultos con síndrome de Marfan, y confirma los resultados anteriores en un modelo de ratón», dijo el investigador principal Maarten Groenink MD, PhD de los Departamentos de Cardiología y Radiología del Centro Médico Académico de Amsterdam, Países Bajos. «Estamos muy contentos de ver cómo un fármaco de uso común, que no es caro y tiene un perfil de efectos secundarios familiarizado, podría tener un efecto significativo sobre este factor de riesgo muy grave y alarmante para estos pacientes. Estos hallazgos podrían cambiar la gestión clínica estándar».

Además de reducir la presión arterial, se cree que el beneficio principal de losartán se relaciona con su interferencia en el proceso bioquímico que causa la dilatación aórtica.

Del total de los 233 pacientes aleatorizados, 117 pacientes no recibieron más tratamiento que el habitual, mientras que 116 fueron asignados al azar a recibir losartán (50 mg al día), duplicando después de 14 días si no se producían efectos secundarios. La dilatación aórtica se determinó mediante resonancia magnética (RM) durante los tres años de seguimiento.

Durante el período de estudio, la decisión de reemplazo de la raíz aórtica en cualquiera de los grupos de pacientes se dejó a criterio de los cardiólogos clínicos, basándose en las directrices existentes, y la terapia de anticoagulación se inició cuando esta se consideró apropiada.

El estudio mostró que, después de tres años, la dilatación de la raíz aórtica fue significativamente menor en el grupo de Losartán que en el de los controles (0,77 mm frente a 1,35 mm, p = 0,014), y el 50% de los pacientes en tratamiento con losartán no mostró crecimiento de la raíz aórtica en comparación con el 31% de los controles (p = 0,022).

En el síndrome de Marfan la dilatación aórtica suele limitarse a la "raíz de la aorta", pero también se puede extender más allá de ésta. El estudio mostró que la dilatación más allá de la raíz aórtica no se redujo significativamente por losartán. Sin embargo, entre el subconjunto de pacientes que ya habían recibido reemplazo de la raíz aórtica, la dilatación en una sección llamada el "arco aórtico" fue significativamente menor en los pacientes tratados con losartán en comparación con los controles (0,50 mm frente a 1,01 mm , p = 0,033).

«Este resultado debe interpretarse con cierta cautela, ya que las dimensiones aórticas basales de los pacientes con reemplazo de la raíz aórtica antes de iniciarse el estudio no eran totalmente comparables entre los grupos», aseguró el Dr. Groenink.

Aunque la tasa de reducción de la dilatación aórtica en el grupo de losartán sugiere que este fármaco puede retrasar o incluso prevenir la rotura de la aorta, y también la necesidad de cirugía profiláctica en pacientes con síndrome de Marfan, el estudio no llegó a demostrar esto por completo.

No hubo diferencias en la tasa de disecciones aórticas (0 en el grupo de losartán y 2 controles) o cirugía aórtica electiva (10 en el grupo de losartán y 9 en los controles) y no se produjeron muertes cardiovasculares.

«La incidencia de eventos clínicos fue baja en nuestro estudio, por lo que no se pudo determinar la relevancia clínica del tratamiento con losartán en la cirugía de la aorta y la disección aórtica», afirmó el Dr. Groenink, y agregó que sólo un estudio prospectivo más grande, con un seguimiento más prolongado, puede en última instancia determinar este resultado.

Financiación: Este estudio fue financiado por una beca de la Asociación del Corazón holandés (2008B115) y apoyado por el Instituto Interuniversitario de Cardiología de los Países Bajos (ICIN).

El proyecto CNAG, orientado a conocer e identifica...
Emergencias cardiacas y síndrome de Marfan

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya está registrado? Iniciar sesión
Invitado
Miércoles, 24 Febrero 2021

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://canalmarfan.org/

Cumplimos 11 años
Con nuevo diseño y los contenidos actualizados a 11/02/2021
Slider
Canal Marfan: info@canalmarfan.org
Toggle Bar
This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!