23 oct, 2017
Zoom
× BREVES | Durante el pasado congreso anual de la European Society of Cardiology, celebrado en Barcelona en agosto, hemos presentado dos trabajos: Prevalence of electrocardiographic abnormalities in a large sample of workers from several employment areas, Genotype-phenotype linkage in Marfan syndrome: are FBN1 variants related to prognosis. De especial interés es el segundo, resultado del trabajo de la Unidad de Marfan y Aortopatías Familiares del Hospital Universitario Virgen de la Victoria, que muestra la importancia del estudio genético en pacientes con síndrome de Marfan para estratificar el pronóstico e individualizar el seguimiento.

Abstract (PDF en inglés) Ver presentación

 

El ejercicio es importante para las personas con síndrome de Marfan, ya que genera numerosos efectos beneficiosos:

  • Reduce la presión arterial y ayuda al fortalecimiento cardiovascular
  • Reduce el peso
  • Regula el metabolismo y la función digestiva
  • Aumenta la densidad ósea y la masa muscular 

El déficit en la fibrilina (FBN-1) ocasiona un cuerpo más débil y en los individuos afectados por el síndrome de Marfan se requieren unas modificaciones en el ejercicio a realizar: 

  • La mayoría de las personas con síndrome de Marfan deben hacer ejercicio de baja intensidad regularmente (a un nivel aeróbico de trabajo en el 50-60 % de su frecuencia cardiaca máxima).

  • Las actividades de bajo impacto deben ser adaptadas para satisfacer sus requisitos específicos ortopédicos, cardiovasculares y oftalmológicos.

  • Si no hay evidencia de dilatación de la aorta, se puede permitir actividad en niveles superiores de intensidad.

  • La ausencia total del tono muscular y la hiperlaxitud REQUIEREN ejercicios de fortalecimiento. Hacer ejercicios con un pesas (1-2 kg), de 15 a 20 repeticiones cómodamente.

  • EVITAR ACTIVIDADES RELACIONADAS CON MUCHO PESO O ESFUERZO ISOMÉTRICO INTENSO


 

No se deben olvidar una serie de consideraciones previas antes de realizar el ejercicio físico, como:

Los pacientes suelen tener dificultad en la visión, por lo que la coordinación ojo-mano es más difícil.

Suelen tomar medicación, como betabloqueantes, anticoagulantes, por lo que hay que evitar actividades de esfuerzos intensos.

Tienen problemas osteoarticulares como laxitud con tendencia a luxaciones articulares, debilidad física y limitación de la movilidad de la columna, por lo que hay que evitar actividades de impacto y de alta intensidad.



 

Por tanto, DEBEN EVITARSE: 

  • Deportes competitivos (excepto el golf, que es considerado un deporte suave).
  • Las actividades que impliquen esfuerzo excesivo en las articulaciones porque pueden causar dislocaciones o daños en la superficie de la articulación.
  • Deportes de contacto físico, por el peligro de lesiones osteo-articulares.
  • Buceo, por la repercusión negativa que puede tener a nivel cardiovascular.
  • Ejercicio extenuante (eleva la tensión arterial y produce contracturas musculares y otras alteraciones del aparato locomotor).

Los DEPORTES RECOMENDABLES para afectados por el síndrome de Marfan son actividades de bajo riesgo, generalmente con alto componente aeróbico y de baja intensidad: ciclismo, natación, senderismo, pesca, Tai Chi, golf o ping-pong.

  



 

BIBLIOGRAFÍA (para los posts "Rehabilitación en el síndrome de Marfan: tratamiento de la afectación musculoesquelética" y el actual de "Síndrome de Marfan y ejercicio físico").

  • 1. Weber WF, Jeffrey DL, Weigel KW. The marfan syndrome: implications for rehabilitation. J Reh 1992; 40-43
  • 2. Iams HD. Physical educations goals for children with marfan syndrome.J Med Genet 2010 67:http://www.marfan.com/marfan/
  • 3. Loeys B, Dietz HC , Braverman AC, et al. The revised Ghent nosology for the Marfan syndrome. J Med Genet 2010 47: 476-485
  • 4. Garrote C, Iglesias-Garriz I, Martin J. Síndrome de Marfan. Sociedad Aragonesa de Cardiología.2007 Vol 10, nº 2
Compartir artículo
¿Puede realizarse ejercicio tras ser intervenido de la aorta?

El ejercicio apropiado es importante en personas con síndrome de Marfan, sin embargo, hay que hacer algunas puntualizaciones.

Aunque la aorta proximal es la que más riesgo presenta de romperse (disección), el resto de la aorta también presenta un riesgo aumentado, por lo que una vez intervenido sobre la raíz de la aorta, las personas con síndrome de Marfan deben evitar actividades físicas intensas.

Por ejemplo, se pueden aconsejar niveles ligeros de bicicleta o natación. Un consejo general sería limitar la actividad a un nivel que permita mantener una conversación mientras se desarrolla la actividad deportiva.

 

Compartir artículo

Acreditaciones

Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Colaboración facultativa

Si es médico y quiere colaborar con Canal Marfan, remítanos sus artículos a info@canalmarfan.org.

Publicar en Canal Marfan

Autoría acreditada

Información de apoyo

La información proporcionada en Canal Marfan ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación directa que existe entre los pacientes/visitantes del sitio web y su médico. La información publicada en Canal Marfan procede de fuentes médicas contrastadas a las que se facilita el acceso mediante hipervínculos. 

coda_canalmarfan

Si tiene problemas con la salud, consulte a su médico.

Autores de Canal Marfan

Todos los artículos de los blogs de Canal Marfan están escritos por facultativos, que publican sólo información de cuya veracidad y exactitud tienen constancia.

Los autores colaboran de forma altruista, por lo que no reciben retribución alguna por sus colaboraciones.

Con la Cultura Científica

banner01_UCIENCIA

Login Form